Nieve y Landa protegieron a Froome: “Salvamos el susto”

Nieve y Landa protegieron a Froome: “Salvamos el susto”

En el peor momento, cuando Ag2r apretaba en cabeza, Chris Froome rompió la rueda trasera de su bicicleta. Michal Kwiatkowski le entregó la suya y el resto del Sky se quemó para que el maillot amarillo regresara al grupo de favoritos: primero, Kiryienka; luego, Henao; por último, Nieve; hasta que Landa se descolgó para reintegrarle. “Completamos un magnífico trabajo de equipo. Somos un bloque unido”, afirmó Landa. Sexto de la general, a 1:17 de su líder, ayer le tocó realizar un pequeño sacrificio: “Por la radio me mandaron parar para subir a Froome. Sin embargo, el mérito corresponde a Nieve”.

El navarro, de 33 años y uno de los mejores gregarios del pelotón, se pegó “una buena paliza” para recortar diferencias: “Se trata de mi cometido. Salvamos un buen susto, que era lo que importaba. Chris es un jefe agradecido y nos felicitó por nuestro esfuerzo al acabar la etapa”. Por si quedaba alguna duda sobre la capitanía y el reparto de papeles en el Sky, que Landa se detuviera lo dejó aún más claro: “Me considero un buen compañero. No me molesta que se me haya puesto la etiqueta de rebelde. A unos les caerá bien y a otros mal. Cumplí y para la tercera semana me encuentro bien. Ofrezco otra alternativa a la escuadra”.

Nada más cruzar la meta, Froome abrazó cariñosamente al alavés: “Thanks, Mikel, well done”. “Gracias, bien hecho”. El británico no suele perder los papeles y siempre se muestra educado con escuderos, rivales y medios de comunicación. Ante los micrófonos explicó lo que ocurrió: “Rompí uno de los radios de la rueda trasera. Kwiatkowski me ofreció su rueda y reemprendí la marcha, aunque con muchísimo estrés. No disponía de referencias. Gracias a la dedicación de mis compañeros conseguí solventar un problema muy serio”.

El amarillo no puso en cuestión que Ag2r apretara en cabeza: “Entiendo que siguieran a tope, la carrera se lanzó antes de mi percance”. Así que Froome disfrutará del liderato en la segunda jornada de descanso: “Me siento bien y en una situación óptima, los demás deben atacarme”.

FUENTE: AS

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *