Entrevista a Egan Bernal

Entrevista a Egan Bernal

Por JHEYNER A. DURANGO H. – ENTREVISTA EL COLOMBIANO

*Francia, Invitado especial Fedeciclismo

El año pasado, en su primer llamado a la Selección Colombia para actuar en el Tour de l’Avenir, los directivos de la Fedeciclismo se sorprendían al ver a Egan Bernal en el aeropuerto Charles de Gaulle (París) con la mirada enfocada en un libro mientras los demás pedalistas, en medio del jolgorio, empezaban a reunirse antes de emprender el desafío ciclístico.

Esa vez el corredor cundinamarqués, que dio el salto a la ruta después de ser doble medallista mundial de ciclomontañismo, leía “El Estudiante”, del escritor John Katzendach.

“La lectura es otro de mis gustos, me da tranquilidad, fortalece mi mente. Si paso dos o tres meses sin practicar me empiezo a desesperar”, expresa el joven de cachetes rojos, quien en su retorno a tierras francesas para competir nuevamente en esta carrera, reservada para los jóvenes y trampolín de muchos para llegar al ciclismo de elite, lleva bajo su brazo otro libro de 440 páginas y del mismo autor, llamado “Un asunto pendiente”. Y dice que siempre, a la lectura le saca su jugo. Al fin y al cabo, este deportista es un intelectual.

EL COLOMBIANO habló con él en Francia.

¿Llegó con un asunto pendiente a este Tour de l’Avenir de 2017?

“La ilusión es ganarlo, pero sino quedará la tranquilidad de que me esforcé para lograrlo. El año pasado fui cuarto, y ahora estoy mejor preparado, con un entrenamiento de más de un mes en Colombia. Es una prueba difícil, y más estas primeras etapas en las que el peligro es constante debido a que son planas. Dicen que son las más fáciles, pero pienso lo contrario. Cuando llegue la montaña voy a respirar más tranquilo”.

¿Cómo asume la responsabilidad de saber que es el principal candidato al triunfo en esta carrera?

“Sin ninguna presión. Esta temporada ha sido muy buena, con importantes resultados, lo cual me permite disputarla sin estrés. Me siento en buenas condiciones, lo cual me da calma. Si por algún motivo no se dan las cosas aquí no terminará mi carrera deportiva”.

¿De no darse las cosas, tendría problema de trabajar para otro compañero?

“Ninguno. En el ciclismo no puede haber envidias. Me siento bien preparado, pero una cosa es la sensación entrenando y otra es en carrera. Aquí no corremos como Egan, Wldy (Sandoval), Iván (Sosa) o Daniel (Martínez) sino como Colombia. Y si en algún momento sé que no puedo luchar por la general me esforzaré para que otro compañero la conquiste. Si alguien piensa diferente está en el lugar equivocado”.

¿Usted se imaginaba que a los 20 años iba a tener tanto respeto en el lote internacional?

“Para nada. Todo ha pasado muy rápido. Venía del ciclomontañismo. De repente hice una medalla mundial que no la esperaba, luego conseguí otra al año siguiente y después ya estaba firmando para el Androni. La disciplina y constancia me han permitido estar en este lugar, y más en una Selección, algo complicado por la calidad de corredores del país”.

Muchos ciclistas llegan a l’Avenir para mostrarse ante equipos de marca, pero usted ya tiene un contrato con uno Pro-tour, ¿podría jugar en su contra en el sentido de sentirse relajado?

“Para nada. Llegué para hacer una buena carrera independiente del resultado. Siempre trabajo con la ilusión de mejorar mis cosas, de darle alegrías al país”.

¿Qué significa saber que correrá desde la próxima campaña con el Sky?

“Todavía no se ha confirmado que voy para allá. Será el equipo el primero en dar la noticia. Es cierto que voy para un Protour, y eso me llena de orgullo pues apenas hace dos años veía a los grandes corredores por televisión y ahora estar con ellos es algo que aún no lo creo. Hasta que no me vea con la camiseta puesta seguiré pensando que es un sueño”.

Pero fuentes del Sky revelaron que usted correrá con ellos ¿qué siente al saber que compartirá con Chris Froome y sus compatriotas Sergio y Sebastián Henao?

“Hummm, una alegría inmensa. Froome es uno de los más grandes de la historia del ciclismo, ya lleva cuatro Tour y está fuerte para lograr más. Pero no solo con él, estar con Geraint ThomasMichal Kwiatkowski, los Henao, a todos los admiro y estar con ellos sería magnífico. Además porque se ve que es un equipo organizado”.

Usted es joven, ¿al llegar allí cree que los triunfos suyos se demorarían tras conocer que hay hombres de mayor jerarquía?

“Uno se tiene que preparar para brillar desde este momento, pero la misma vida le va diciendo a uno cuándo es”.

A muchos corredores colombianos les ha costado adaptarse a las costumbres e idioma en equipos en Europa, ¿cómo está en esos aspectos?

“No niego que la adaptación puede ser dura. De hecho, en Italia sufrí mucho por el tema del frío, pero cuando hay metas claras se lucha para alcanzarlas. Con el idioma no tengo problemas, ya hablo inglés e italiano”.

¿Por qué se cambió de la montaña a la ruta?

“Siempre me gustó más. Me la pasaba viendo con mi padre el Tour de Francia. Sino que como comencé a los 5 años en el ciclomontañismo, y a los 8 obtuve una beca por ganar mi primera carrera, me encaminé en esa modalidad”.

Gianni Savio, su mánager en el Androni, dice que usted será el campeón del futuro, ¿qué opina de esa expresión?

“El sueño de todos los ciclistas es ganar una carrera grande. Pero decir que lo voy a hacer es muy osado. Esa frase es comprometedora, ni pienso en eso porque la persona termina creyéndoselo y se relaja. Yo voy paso a paso, pero seguro. Puede que los números que arroja mi cuerpo digan que tengo un buen motor, pero del dicho al hecho hay mucho trabajo por delante. Si no me dolieran las piernas diría que eso que dicen es fácil”.

¿A quién admira en el ciclismo colombiano?

“No sabría decir un corredor en especial porque cada uno tiene grandes fortalezas y virtudes, solo sé que de Esteban Chaves, Rigoberto Urán, Nairo Quintana y Sergio Luis Henao me gustaría tener algo para ser tan bueno y lograr grandes cosas como ellos”.

¿Cuál es la mejor enseñanza que sembraron sus padres en usted?

“La familia es mi principal motor. Me enseñó que aunque escalara alto jamás perdiera la humildad. Esto siempre lo tengo presente, pues sé de dónde vengo, no nací siendo millonario. No aguanté hambre pero no tuve todos los medios, entonces ¿por qué cambiar?” n

FUENTE EL COLOMBIANO

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *