viernes, diciembre 15, 2017
Ciclismo

Alberto Contador: “Mi sanción es una de las mayores injusticias del deporte”

28views

El ciclista Alberto Contador pasó por los micrófonos de El Transistor de Onda Cero para repasar su trayectoria deportiva y analizar su futuro una vez que ha colgado la bicicleta. El corredor del Trek-Segafredo, además de recordar sus grandes éxitos, se atrevió a tratar uno de los temas más polémicos de su carrera, el positivo que dio por clembuterol en 2010 que le hizo perder un Tour y un Giro de Italia que había ganado en la carretera. “De aquello me quedo más el sentimiento de la gente que vio esas carreras, lo que disfrutaron con ellas, lo que trabajé para conseguirlas y lo que conseguí. No le doy la importancia a lo que pueda aparecer en un papel, es sentimiento propio. Es una cosa que voy a tener toda la vida. Es una injusticia tremenda. El palmarés al final son tres triples coronas (Giro, Tour y Vuelta), pero es un tema en el que es complicado darle vueltas. Al final no va a cambiar nada y la gente que ha mostrado interés sabe que es una de las mayores injusticias que se han hecho en el deporte”

Contador también confesó cuál fue el día que le hizo confirmar su deseo de retirarse: la dura etapa del pasado Tour de Francia camino de Chambéry. “Dudé sobre ello antes del Tour, pero no de la Vuelta. En la concentración de antes del Tour tenía números muy buenos, y llegamos a plantearnos la opción de competir hasta el Giro de 2018. Llegué al Tour y el quinto día, en la Planche des Belles Filles, no me encontré bien pero lo salvé. Pero llegó la novena etapa camino de Chambery, tuve dos caídas y eso me eliminó de la general. Con 25 años piensas que tienes otra oportunidad para ganar otro año, pero a mi edad, uno es viejo, y se ve en el rendimiento de la etapa. Ese día me hizo tomar la decisión de retirarme”.

El pinteño repasó su última participación en la Vuelta. “He saboreado cada día de la Vuelta. En Andorra se me cruzó todo, perdí 2:30, y algunos en el pelotón me decían ‘¿Por que no ganas una etapa y te retiras ya?’, pero quería salir con el cariño en la salida día tras día de los aficionados. Subiendo el Angliru me puse a pensar ‘me quedan 2 kilómetros para terminar mi carrera, es la última vez que voy a estar rodeado de tanta gente’ y lo saboree. Nunca he disfrutado una carrera con tanta libertad, en la Vuelta he podido correr como he querido”. Contador también valoró cómo fue la emotiva despedida recibida en Madrid. “Lo he vivido de una buena manera porque tuve una despedida muy bonita aunque ahora tenga dos criteriums en Japón y China. Desde el final de la Vuelta no he cogido tanto la bicicleta, he tenido bastantes actos, y ahora disfruto de cosas que no podía hacer antes”.

El futuro de Contador ahora se avecina en llevar a cabo los proyectos de su Fundación y en ver crecer su equipo para dar la oportunidad a jóvenes ciclistas. “Me he subido poco desde entonces, ayer rodé con cadetes de la Fundación, les apreté un poquito por Zaragoza. Hay que trabajar en el futuro del ciclismo porque no tenemos una base muy buena. No me veo de director de un equipo. Sí echaré una mano al equipo. Mi papel será como presidente. Estaré a cargo de la Fundación y el equipo continental formará parte de ella, como el equipo sub-23 como el júnior y las escuelas que tenemos. No quiero el papel de director, algo que me exigiría mucha tensión”.

Una de las principales preocupaciones de Contador será centrarse en la labor de su Fundación para concienciar en la lucha contra el ictus. “Sí le voy a dedicar más tiempo a combatir el ictus, que lo sufrí en 2004 y me hizo cambiar mi visión de la vida, y es una enfermedad que la gente desconoce y que es importante cogerla a tiempo. A mí me marcó. A los 21 años, en la cama de un hospital, no sabes si vas a tener una vida normal. Sufrí un derrame grave, y luego tuve otro sangrado grave, y se me llegó a decir que podía tener un tumor. Me lo tomé como un desafío, la bici era algo secundario para mí. No leí todos los riesgos que podía tener. Afortunadamente, los sangrados no me dejaron secuelas y todo salió bien. Tengo una ‘cremallera’ (la cicatriz que tiene en el cráneo) que recuerda la operación”.

Por último, Contador quiso criticar las desigualdades en el presupuesto entre los equipos y el uso del potenciómetro, algo que resta protagonismo en la carrera. “Cada vez hay más desigualdades en el presupuesto de los equipos, hay equipos que triplican en presupuesto a otros. Y otro freno al ciclismo es el uso del potenciómetro. Todos los entrenamientos se hacen en base a la potencia. Unos lo aguantan 20 minutos, otros en 4, y si tienes cinco corredores que te aguantan cuatro minutos, cuatro pueden tirar fuerte durante cuatro minutos cada uno y su líder sólo hace esfuerzo por 4 minutos. Me parece bien que se use en entrenamientos, pero no en las carreras”.

Fuente: AS Colombia

 

Leave a Response