Esteban Chaves: “Ahora sí, ya me gradué como ciclista”.

Esteban Chaves: “Ahora sí, ya me gradué como ciclista”.

“Ahora sí, ya me gradué como ciclista”. Fue la frase de Esteban Chaves con el último aliento tras terminar la prueba que a su entender, es la más dura que ha hecho en su carrera. No era el Esteban reconocido y despampanante que cautivó en la Vuelta a España. Pero sí era el ciclista de la sonrisa resplandeciente que se daba a conocer en el mundo de las grandes tomando la camiseta blanca como mejor joven y que por esas cosas del cronómetro, hubiera podido ser la ‘maglia rosa’. Le faltaron seis segundos en aquella jornada que se adjudicó el italiano Davide Formolo, hoy compañero de Rigoberto Urán en el Cannondale.

“Ya viajamos directamente a Italia para hacer el reconocimiento de la última semana del Giro y luego viajamos a Holanda para empezarlo el 6 de mayo”, confirmó Chaves, quien se entrenó durante 20 días en la geografía cundinamarquesa para tomar golpe de pedal en altura antes regresar por segunda vez al Giro de Italia. Y ya graduado, esta vez irá por la especialización de la ‘corsa rosa’.

¿Cómo ha sido esta primera parte en la que ha tenido una concentración en Sudáfrica, algunas carreras y no tanto rodaje como otros ciclistas?

“Siempre la primera parte de la temporada es difícil para mí. Estamos tratando de hacer diferentes concentraciones y carreras, pero de todas maneras los primeros tres o cuatros meses, no me logro acomodar muy bien. Entonces ahora tuvimos un pequeño descanso, (hace comillas con sus dedos), vinimos a la casa cuatro semanas para tratar de ajustar todo y llegar en buenas condiciones al Giro de Italia”.

El año pasado en esa primera experiencia llegaba con la ilusión de competir, ahora llega precedido como una figura, como alguien representativo ¿cómo cree que va a ser la experiencia en esta ocasión?

“Es diferente este año… el año pasado fuimos al Giro para conocer la carrera y después nos presentamos en la Vuelta a España con la idea de disputarla. Para este año, haber conocido el Giro fue algo muy importante y tenemos la idea y las ganas de disputarlo, es lo que nos estamos planteando. Ya sabemos que somos capaces de hacer una carrera de tres semanas a un nivel máximo. Esperemos que ahora en el Giro se repita”.

Cuando terminó el Giro, usted dijo: ‘ahora sí me gradué como ciclista’ después de haber sufrido esas tres semanas, ¿ya siente que está en una etapa de posgrado?

“Vamos a ver (risas)… primero tenemos que acabar la temporada. Pero dicen eso, que la graduación del ciclista es el Giro de Italia. Realmente es una carrera muy difícil, muy dura. Vamos a ver ahora qué tal”.

Lleva un bloque muy interesante con dos escaladores buenos: (Rubén) Plaza y (Amets) Txurruka, a diferencia del año pasado que era un equipo más combativo para la primera semana, ¿ahora cómo lo ve para ese planteamiento que tienen de estar finos durante las tres semanas?

“El equipo ha ido cambiando a medida de que nació. Al principio siempre intentaban ganar etapas, luego intentaron ganar algunas clásicas, luego carreras de una semana y poco a poco se han ido cumpliendo los objetivos. Y el que ahora tenemos es disputar y ser un equipo para una carrera de tres semanas, sin dejar de ganar todas las anteriores. Entonces, claro, el equipo tiene que volverse más grande, más global y más competitivo. Lo único que les falta es ser competitivos en una carrera de tres semanas, por eso tenemos a Txurruka y a Rubén Plaza, pero también contamos con (Caleb) Ewan para los sprints… tratamos de hacer un bloque muy bueno tratando de cubrir los detalles para el sprint y la clasificación general, conmigo”.

Pero ahora no solamente es un corredor íntegramente profesional, sino que también tiene proyectos como lo que está haciendo con Benros – Esteban Chaves…

“Al final no podemos solo tomar y coger todo de la sociedad, sino que también tenemos que retribuir algo y esa es la manera en que la familia Chaves está retribuyendo todo lo que hemos recibido. Estamos con el equipo Benros – Esteban Chaves, que es apoyado por mi fundación  y por Benros Iluminaciones. Tenemos prejuveniles y juveniles y la idea es llevarlos a todas las competencias del calendario nacional con una infraestructura importante, que siempre hace falta en la mayor parte del país”.

Cuando entrena con ellos y ve lo bueno que vienen haciendo, ¿de qué manera los estimula?

“Pienso que es dando el ejemplo: llegar temprano, con la bicicleta limpia, saludando, siendo respetuoso y cosas sencillas como tener las piernas afeitadas, mantener agua en la bicicleta, que lleven comida… entonces la manera más fácil para mí es dando ejemplo y que cuando salga con ellos vean un ciclista profesional para que traten de imitarme”

Volviendo al Orica y retomando un poco lo que me dijo de su crecimiento: Hayman, ganó París – Roubaix, Albasini, segundo en Lieja. Ya no solamente se dedican al sprint sino que han sacado más facetas que hacen que tenga un bloque interesante para aspirar a otros logros…

“Exacto, el equipo está creciendo muy rápido, apenas tiene cinco años y ya es una formación que está cubriendo todos los detalles. Tenemos esprinteres y hay escaladores. No soy el único, también están los Yates (Simon y Adam), Txurruka y Rubén; tenemos ciclistas para las clásicas como Hayman, Albasini y Gerrans. Es un equipo que está pendiente de todos los detalles”.

Y con gente tan importante, ser el número uno, ¿qué le dice?

“Yo soy siempre tranquilo, casi siempre llegamos al mismo punto y yo soy igual: dedicado, amante del ciclismo, me entreno y si los resultados se dan es por el trabajo duro y el sacrificio que se ha hecho”.

Fuente © Fedeciclismo

(foto © Luis Barbosa)

 

Publicar un Comentario

Loading Facebook Comments ...

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *