CiclismoLas Noticias

Felipe Orts sueña con hacer podio en el Mundial

El ciclocross copa los titulares ciclistas antes de que arranque la temporada de ruta. Y, en plena batalla entre dos monstruos como Van der Poel y Van Aert, el español Felipe Orts se ha colado en el foco. El alicantino, de 25 años, se ha instalado en estas últimas pruebas de la Copa del Mundo entre los diez mejores de la especialidad y sueña con hacer podio en el Mundial que se disputa a finales de mes.

Es probablemente el mejor corredor de la historia de España en una disciplina donde antes ya hicieron buenas marcas ciclistas como José Luis Talamillo o José María Yurrebaso. Hoy mismo, en Torrelavega, buscará dar un salto más en el campeonato de España. Una competición que lleva disputándose desde 1940 aunque su primera edición fue en 1929. Talamillo y David Seco son los que más veces lo han ganado (6), mientras que Orts -que corre defendiendo los colores del Teika UCI Team- va en búsqueda de su tercer entorchado, el sexto en total contando categoría júnior (Navia, 2013), sub 23 (Torrelavega, 2016, y València, 2017) y élite (2019 y 2020).

“Sé que soy el favorito, pero siempre es difícil ganar en carreras de un día. Va a llover mucho y el circuito se pondrá dificilísimo. Habrá que tener cuidado, pero llego con una gran motivación”, dice a MARCA alguien que tendrá en Kevin Suárez a su rival más complicado. Tras ser quinto en Gullegem (Bélgica), su mejor puesto hasta la fecha, el de Villajoyosa ya se ve con el nivel suficiente para sentarse en la mesa de los más grandes. “Me siento respetado por los Van der Poel, Van Aert y compañía. Ya soy uno de esos corredores que pueden ir en el pelotón de cabeza, aunque reconozco que me falta un paso para poder pelear por los triunfos. Eso sí, en las pruebas que mejor se me ajustan, sí puedo luchar por todo”, reconoce un Orts que vea a “Van der Poel y Van Aert un punto por encima de todos, pero me veo más con los Pidcock, Iserbyt, Vanthourenhout…”.

Mirando a los Juegos

Orts, que ve la disciplina atractiva para los medios, no descarta que llegue a ser olímpica en el futuro. “Es fácil de seguir para el espectador porque se sigue un circuito. El interés va creciendo cada campaña. La UCI está intentando incluirlo en su calendario y este año la idea era hacer una prueba de Copa del Mundo en Suiza, a más de 2.000 metros y cerca de una estación de esquí, que sirviera como prueba pensando en los Juegos para el futuro. Lleva mucha burocracia pero ojalá algún día pueda darse. No lo veo imposible”, insiste esperanzado un ciclista que no trabaja para hacerse una foto en el cajón de Ostende a finales de mes. “El Mundial es una prueba dura, pero siento que he dado un paso a nivel internacional. Tengo confianza y sueño con una medalla”.

Fichaje de lujo para el Burgos BH

Además de en el barro, Orts tendrá este 2021 la oportunidad de correr la ruta ataviado con el maillot morado del Burgos BH. “Respecto al calendario, decidirá el equipo. Soy nuevo y me tengo que acoplar, pero siento que puedo aportar muchas cosas”, dice alguien que podría aprovechar su pico de forma en el barro para enlazar con las primeras pruebas de la ruta.

El objetivo número uno del equipo es hacer un buen nivel en LaVuelta, donde llegan como invitados. Además, la ronda española saldrá desde Burgos: “Sé que es importante para el equipo, pero ahora mismo no pienso si podré estar allí o no. Lo único que quiero es hacer bien estos objetivos que tengo ahora en ciclocross y después pensar en la ruta. Quedan muchos meses para que llegue el objetivo de LaVuelta, pero claro que me gustaría estar”.

En cualquier caso, sus carreras predilectas estarán “en las clásicas o semiclásicas que se hacen en el norte de Francia, en Bélgica o en los Países Bajos. Son carreras que mejor se me pueden adaptar, que me pueden dar ese punto extra de cara al ciclocross y son las que más me motivan”. En la ruta podría debutar en casa, en la Vuelta a la Comunitat Valenciana (del 3 al 7 de febrero). Pero antes quiere abrocharse el maillot de España: “Siempre hace ilusión, pero con tanta lluvia nunca se sabe”. De ahí, del barrio, emergió la figura de este polifacético campeón español. (Marca)