CiclismoDEPORTESTour De Francia

Alaphilippe gana la segunda etapa en el Tour de Francia

Se esperaba una jornada propicia para las emboscadas con un final propicio para ‘rematadores’. En la salida ya no estuvieron ni Degenkolb, ni Gilbert ni Rafa Valls, quienes han abandonado el Tour de Francia a las primeras de cambio. Sí salió, aunque muy dolorido, un David de la Cruz con el sacro roto que sufrió sobremanera durante toda la cita.

Peter Sagan, Lukas Pöstlberger (Bora-Hansgrohe), Benoît Cosnefroy (Ag2r La Mondiale), Kasper Asgreen (Deceuninck-Quick Step), Toms Skujins (Trek-Segafredo), Matteo Trentin (CCC Team), Anthony Pérez (Cofidis) y Michael Gogl (NTT Pro Cycling) fueron los primeros fugados en un día donde brilló el sol y se escondieron las nubes que tanto trastocaron los planes de los corredores el día anterior. Sagan y Cosnefroy acabarían descolgándose unos kilómetros más adelante mientras Kristoff se descolgó tras sufrir una avería.

A falta de 70 km, los equipos importantes (Jumbo, Ineos y UAE) su pusieron a trabajar para tomar el control de la carrera. Algunos favoritos tuvieron problemas de diversa índole. Martínez se cayó en una mala curva y se dejó tiempo, Valverde tuvo que cambiar la bici con Oliveira tras un pinchazo aunque después pudo conectar, frenaron a Dumoulin… Mientras los ‘gallos’ afilaban los cuchillos, Alaphilippe aprovechó la ocasión para montar una fuga en la que le acompañó un sorprendente Hirschi y Adam Yates. Finalmente fue Alaphilippe quien se llevó el triunfo arrebatándole el maillot amarillo a Kristoff, que se dejó una minutada.

Antes de las llegadas en alto, en esta tercera jornada los velocistas tendrán una nueva oportunidad. Una carrera con constantes subes y bajas que concluirá con un final que picará levemente hacia arriba durante 13 kilómetros. Anteriormente, los ciclistas estarán obligados a superar los puertos de tercera del Col du Pilon (8,4km al 5,1%), Col de la Faye (5,3km al 4,8%) y Col des Leques (6,9km al 5,4%) y el de cuarta del Col de l’Orme (2,7km al 5%). Se supone que será una jornada más tranquila que las dos primeras.