CiclismoLas Noticias

Chris Froome inicia una nueva etapa con el Israel en 2021

Después de 11 temporadas con el maillot del Sky/Ineos, Chris Froome inicia una nueva etapa con el Israel. En la escuadra británica conquistó las tres grandes: cuatro Tours (2013, 2015, 2016 y 2017), dos Vueltas (2011, por descalificación de Juanjo Cobo, y 2017, de la que casi quedó desposeído por un positivo con salbutamol) y un Giro (2018). Las dudas sobre su fichaje, el más destacado de 2021, son evidentes, ya que conserva un elevado caché (se dice que ha bajado de los 4,5 millones de euros anuales del Ineos a cerca de 3 en el Israel) y lleva sin ganar desde que subió a lo más alto del podio de la Corsa Rosa en 2018.

Froome sufrió un gravísimo accidente en el reconocimiento de la crono del Dauphiné de 2019, el 12 de junio: se rompió fémur, codo y costillas, perdió mucha sangre y tuvo que ser operado de urgencia para corregir las fracturas en el Hospital Universitario de Saint-Etienne. Regresó a la competición el 23 de febrero de 2020, en el UAE Tour. Giorgio Gresta, uno de los cirujanos de las intervenciones, explicó que necesitaría “más de seis meses para volver a un buen nivel”. Sin embargo, desde que se puso otra vez un dorsal no pasó de la posición 30 en un parcial del Tour de l’Ain y del puesto 37 en la general de Occitania.

El Ineos apostó por Egan Bernal y dejó fuera de su nómina para el Tour a Froome y a Geraint Thomas. Corto de forma y con evidentes problemas para seguir a los mejores, Froome intentó trabajar para Richard Carapaz sin éxito en la Vuelta a España, donde acabó su relación con el equipo gestionado por Dave Brailsford como 98º clasificado. Brailsford sabía que unas lesiones como las de su ya excorredor requerían “mucho tiempo de recuperación”. Y a su edad, 35 años, seguramente nunca sea el de antes. Por eso casi se marcha a mitad de la campaña 2020 y le dejó libertad para buscar otro acomodo.

En cambio, Sylvan Adams, el patrón del Israel, confía plenamente en su nueva incorporación: “Se trata del Messi del ciclismo”. Para su ambicioso desafío, vestirle de amarillo en París, ha contratado también a Michael Woods, Sep Vanmarcke, Daryl Impey, Alessandro de Marchi o Patrick Bevin. Ni Froome ni Adams hicieron pública la duración de un “contrato a largo plazo”, aunque se habla de tres cursos. Veremos cómo evoluciona. Su debut se producirá en la Vuelta a San Juan, del 24 al 31 de enero. (AS)