CiclismoLas Noticias

Tras su éxito en el ‘Giro Baby’, se espera que Juan Ayuso debute con el UAE Team

No ha debutado en el World Tour y ya tiene una lista inmensa de piropos. Su exhibición en el Giro Baby ha provocado que a Juan Ayuso ya le comparen con el nuevo Indurain. “No me gustan las comparaciones. Quiero que la gente se fije en Juan Ayuso y no ser el espejo de nadie”.

El de Jávea, al que todos ven como la gran esperanza del ciclismo español y a ese corredor llamado a marcar una época a poco que confirme su extraordinaria trayectoria, conquistó de forma magistral el Giro sub 23 y ya viste los colores del UAE Team, uno de los mejores equipos del mundo, con el que su gran ‘debut’ será en San Sebastián. “Tenía el calendario cerrado, pero se están cancelando algunas carreras. Justo las dos en las que iba a correr se han cancelado (Tour de Austria y Canadá). Lo tenemos claro, pero si nos dejan. Por eso ahora haré Apeninos y Lugano, luego volver a casa para desconectar de este periodo de carreras que he hecho. El 25 haré Villafranca u Ordizia justo antes de San Sebastián y Getxo. Después el Avenir y Ploue. Creo que es un calendario interesante para este estreno con el UAE”, dice un corredor que quiere hacer el Mundial sub 23 “siempre y cuando el seleccionador me quiera. Donde no estará seguro es en una grande.

“Hay que ir poco a poco. Sé que este triunfo en el Giro ha sido mediático y me pone en el foco. El que suele ganar esta carrera le catapulta al panorama profesional. He notado un cambio de muchísima gente que me está apoyando y se ha ilusionado conmigo, pero intento seguir tranquilo y no me dejo llevar por todos los elogios de estos días. Sé que para triunfar tengo que ir poco a poco y sacrificándome bien porque lo que tenga que llegar, llegará”, decía desde Andorra, donde está concentrado para trabajar la parte de altura. Allí, en el Principado, el javeanense suele entrenar en solitario sobre todo cuando tiene series. Es una de sus manías de las sesiones de preparación.

De su puesta a punto se encarga Íñigo San Millán, médico español que vive en Emiratos y se encarga de la parte de rendimiento del UAE además de llevar a otros corredores como Majka, Hirschi, Rui Costa, McNulty, Ulissi y Pogacar, ganador del último Tour. San Millán ha escuchado los piropos que llegan sobre su pupilo, pero prefiere ir con calma. “Yo iría con el freno de mano. Todos queremos un nuevo Indurain, ya nos toca. Todos los países con tradición ciclista tienen uno cada 20-25 años. A España le debe llegar. Es verdad que lo que está haciendo Juan no lo ha hecho nadie, pero por otra parte aún es prematuro. No sabemos todavía cómo le irá cuando pase a World Tour, ni cómo llevará la presión y la responsabilidad. Hay que dejarle un poquito con la responsabilidad. Todo llegará a su tiempo. Yo, por lo menos, le freno bastante en las sesiones. Le tengo que decir que pare. Este año ya quería hacer cuatro o cinco horas de entrenamientos, pero aún hay que entrenarle como un amateur. Soy muy optimista, pero hay que ir con calma”, cuenta desde el otro lado del teléfono.

Según su criterio, el cambio ahora no debe ser brusco. “De cara al World Tour, lo que intento hacer es ejercer como mentor y decirle que esté tranquilo porque viene con muchas ganas. Lo que le toca es aguantar y no correr muchísimo. Se pegó un buen golpe en la penúltima etapa del Giro y lo que tiene que hacer es descansar. Le he dicho que, tras ganar la maglia, se olvide de la bici unos días. Y cuando vuelva debe seguir entrenando cuatro horas diarias”, dice alguien que ve como factor clave de Ayuso su facilidad para recuperar, para rehacerse de tanto esfuerzo. “En ese sentido le pasa un poco como a Pogacar, que es un monstruo. Son de los que no gastan mucho. Hay corredores que mueven muchos vatios pero luego en carrera gastan mucho y llegan al final del día bastante cansados y vacíos porque no tienen buena función mitocondrial. Tadej viaja muy económicamente porque es una pasada la capacidad de quemar grasa y la capacidad de aclarar lactato que tiene, gasta menos energía y llega más fresco a la parte final porque sufre menos por la etapa”, insiste el preparador vasco.

En su opinión no hay límites para lo que puede hacer Ayuso. “Estoy convencido de que puede marcar una época. Tiene números buenísimos, son de WorldTour. Pero a mí no me gusta hablar de cifras porque siempre hay que ponerlas en el contexto apropiado. Tiene un perfil muy completo y te hace 6,2 watio/kg que es lo que ves en gente buena de arriba. Hay gente que entrenando hace vatios enormes, pero luego hay que hacerlo en competición, que es donde realmente importa. Para poder hacer eso es fundamental trabajar bien la función mitocondrial, que es ahí donde se quema la energía de los carbohidratos y donde se aclara el lactato”.

Confianza ciega

En esa carrera por el profesionalismo estará guiado por Matxin, quien se apresuró a ficharle antes de que saltara la banca en Italia en estas últimas semanas: “Confiamos mucho en él, pero no se le puede poner más presión de la que ya tiene. Iremos despacio para dar los pasos que consideremos necesarios”. Eso sí, al igual que Evenepoel, quien rechazó el sobrenombre de nuevo Merckx, a Ayuso le incomoda mucho la comparación con el mito Indurain. “Miguel sólo hubo uno en la historia, después el resto intentamos marcar nuestro camino”.

 

Marca