CiclismoDEPORTESNoticias

Mariana Herrera Serrano, la joya del ciclismo femenino colombiano

El nombre de Mariana Herrera comienza a sonar fuerte en el ciclismo colombiano. La vallecaucana se coronó recientemente campeona en la contrarreloj individual de la categoría Sub-23 de los Campeonatos Nacionales que se celebraron en Pereira.

Antes de iniciar su carrera como ciclista, Mariana pasó por deportes como el patinaje y el atletismo, disciplinas en las que no obtuvo grandes logros, lo que en ese entonces fue decepcionante para ella y decidió hacer un alto.

“No seguí en el patinaje porque vi que había una rosca y en su momento eso no fue justo conmigo”, comentó la pedalista que se retiró de forma temporal de la actividad deportiva por las injusticias que, según ella, le tocó padecer.

Fue cuando a los 16 años llegó al velódromo Alcides Nieto Patiño en Cali y de la mano de Luis Mejía empezó a rodar en la histórica pista.

Hizo parte del Proyecto Avanzado de Desarrollo (PAD) de ciclismo de pista que impulsa el Ministerio del Deporte para descubrir nuevos talentos.

Ha sido dos veces campeona nacional juvenil en el 2018 y 2019, campeona de la velocidad panamericana en 2018, evento al que asistió con el apoyo de Indervalle. Asimismo, en seis ocasiones ha sido campeona departamental con la Selección Cali y subcampeona en los Juegos Nacionales Bolívar 2019, donde marcó un nuevo récord departamental.

Actualmente, sigue las directrices del entrenador Jaime Zuluaga y en los últimos compromisos se ha bañado en oro al subir a lo más alto del podio en los Juegos Panamericanos Junior que se realizaron en Cali y la medalla de oro en los Nacionales de Ruta.

El desarrollo deportivo de Mariana se debe gracias al apoyo y respaldo de su madre, Diana Serrano, quien ha dado la lucha para que su hija cuente con las condiciones para consolidarse como una gran atleta.

“Mi madre siempre ha vendido champús y empanadas, y con esos recursos me apoyaba para poder estar en los entrenos y competencias”, confesó la corredora de 21 años, que comenzó su actividad deportiva en Jamundí.

Gracias a sus condiciones como velocista, sus entrenadores le recomendaron incursionar en las pruebas de ruta y los frutos comienzan a llegar.

Acaba de firmar contrato para integrar el equipo de ciclismo femenino ‘Colombia, tierra de atletas’ que financia el Gobierno Nacional. En sus compromisos futuros ya tiene programadas competencias de carácter nacional y por fuera del país, y se perfila para convertirse en una de las mejores pedalistas de Colombia.

 

¿Cómo fue la experiencia de ganar en los Nacionales de Pereira?
Fue sin duda una experiencia muy positiva porque logré la medalla de oro en la contrarreloj individual de la categoría Sub-23. Comencé este año de la mejor manera y contenta por haber ganado una de las pruebas más duras del ciclismo.


Fueron lágrimas de felicidad porque han sido muchos años de lucha y sacrificio. Uno no es deportista de alto rendimiento de un día para otro. Yo inicié en el patinaje y a los 16 años di el salto al ciclismo, donde arranqué con pruebas de pista. Hace un año hice un cambio a las pruebas de semifondo. Agradecida con mi madre y con Dios por lo que he logrado.

 

¿Cómo fue esa experiencia de arrancar en el patinaje?
Mi madre me metió a patinar desde que tenía ocho años. Mis primeros pasos en el deporte fueron en el municipio de Jamundí y luego ya hice parte de procesos con la Liga Vallecaucana de Patinaje.

Fuente: El Pais