Las Noticias

Juan Manuel Barboza: Estoy muy contento de representar los colores de mi país y de la tricolor que llevamos en el pecho

La contrarreloj no se entrena en Colombia y, por eso, hay pocos exponentes de esta especialidad en el país. Cuando sale uno con esas características especiales es una obligación cuidarlo y respaldarlo. Brindarle herramientas para que crezca y apoyarlo en su formación. Ese es el caso de Juan Manuel Barboza, el futuro de la modalidad en el país.

Su caso ya es conocido. Fue al Mundial de Ruta en Australia y un problema mecánico en su bicicleta hizo que su preparación no pudiera verse reflejada en la competencia. De acuerdo con el ciclista, fue un problema que tuvo que sufrir por la “brecha que existe entre los ciclistas europeos y los colombianos. No tenemos el mismo apoyo de los equipos, pues ellos están a sus 21 años ya en el World Tour”.

A pesar de lo sucedido, Barboza cree que la experiencia de estar en un Mundial fue buena, “para todo corredor, la primera oportunidad o cualquier representación de tu país en un campeonato sea mundial, panamericano o en cualquier tipo de competencia es magnífica, es algo de ensueño. Estoy muy contento de representar los colores de mi país y de la tricolor que llevamos en el pecho”.

¿Qué pasó con la bicicleta de Juan Manuel Barboza?

Con respecto a lo que pasó con su bicicleta esto explicó, “tuve un desperfecto mecánico con mi rueda trasera. Cuando me bajé de la rampa de salida la rueda se frenó por la fuerza que hice al pararme en pedales, entonces tuve que hacer toda la contrarreloj frenado debido a que no contaba con una bicicleta de repuesto de contrarreloj sino de ruta. Por decisión personal y propia decidí continuar así, entonces de esta manera realizamos la prueba y desafortunadamente no pudimos tener el resultado que esperábamos ni el desempeño que queríamos”.

Sí, no tuvo una bicicleta de crono de repuesto porque la que llevó al Mundial no se la dio su equipo ni la Federación, “en Colombia los corredores por lo general obtienen los triunfos por los esfuerzos personales, en este caso la bicicleta con la que corrí es totalmente mía. Era con el material que contábamos y desafortunadamente no pude cambiarla por una igual”, dijo.

Y añadió, “alrededor del kilómetro 12 paré, puse pie en tierra, el mecánico centró la rueda, la cuadró, la apretó y la bicicleta volvió a trabajar bien, pero 5 km más tarde en una curva al hacerle nuevamente fuerza se volvió a frenar, entonces no hubo manera de recuperar mucho el tiempo perdido”.

Más apoyo para los ciclistas jóvenes

Según Barboza, en Colombia las oportunidades son diferentes a las de los ciclistas europeos, “ la mayoría de ellos cuentan con equipos grandes, de marca, uno corre en el Mundial con ciclistas sub 23 que son categoría World Tour, entonces les facilitan el material de apoyo. Para ellos es muy fácil tener las bicicletas de crono y las de ruta, cosa que en nuestro equipo por temas de patrocinio es complejo, así que son pequeños detalles que a la hora de tener resultados dificultan”.

Al final, no quiso meterse en el tema de la responsabilidad que tiene la Federación Colombiana de Ciclismo y el Ministerio del Deporte en su situación, “es un tema en el que uno como deportista suele no tener en cuenta ni meterse, por lo general trata de llegar en las óptimas condiciones y de hacer todo lo que está al alcance personal para que las cosas salgan de la mejor manera”.

FUENTE AS.COM