CiclismnoCiclismoLas CarrerasLas NoticiasNoticias

Miguel Ángel López se consagra como supercampeón mientras Héctor Urrego disfruta de sus aventuras.

superman

El esfuerzo detrás del éxito: El camino de Miguel Ángel López hacia la victoria en la Vuelta a Colombia.

Después de eventos como la Vuelta a Colombia, es común que se hagan comentarios sobre todo lo relacionado con este tipo de competencias ciclistas. A simple vista, puede parecer fácil decir que el campeón Miguel Ángel López ganó de manera arrolladora, como lo demuestra el resultado. Sin embargo, la realidad es que para los campeones de este y cualquier deporte, todo es más difícil. Solo ellos y su entorno, ya sea deportivo o familiar, conocen el tiempo, el esfuerzo y el sacrificio que les ha costado llegar a este nivel y obtener estos resultados para convertirse en campeones, o incluso formar parte de un podio o estar en el famoso top 10.

También es fácil para algunos estigmatizar e incluso ofender a ciclistas, equipos y patrocinadores que fueron vencidos por el gran campeón Miguel Ángel López, argumentando el “nivel tan bajo” del ciclismo colombiano. Se olvida intencionalmente que ciclistas como Santiago Botero, Félix Cárdenas y Óscar Sevilla, en su momento, también regresaron al país y mantuvieron el nivel alcanzado en Europa. Continuaron siendo profesionales y viviendo en Colombia como lo eran en la máxima categoría del ciclismo, lo que les permitió ganar ampliamente la

Vuelta a Colombia, el Clásico RCN y todo lo que se propusieron.
Tanto ellos como Miguel Ángel López se han seguido entrenando, cuidando de sí mismos, alimentándose adecuadamente, sacrificándose y compitiendo de la misma manera que lo han hecho durante años en el mundo al que pertenecen. Se han convertido en referentes para los jóvenes ciclistas colombianos que corren en busca de ser como ellos, anhelando superarlos y convirtiéndolos en “objetivo militar del ciclismo”.

Superando estereotipos: El nivel del ciclismo colombiano y el triunfo de Miguel Ángel López.

Aplaudo y reconozco la victoria de Miguel Ángel López en la Vuelta a Colombia, así como su decisión de correr en nuestro país y en un equipo colombiano. No debemos olvidar que sus éxitos lo han calificado como uno de los mejores ciclistas del mundo, campeón de grandes carreras, ganador de etapas brillantes y ocupante de podios en las más importantes competencias (Giro y Vuelta). Hasta hace menos de un año, pertenecía a la máxima categoría del ciclismo y actualmente está disfrutando de “la edad de oro” del ciclismo, lo que asegura que tendrá más y mejores conquistas en el futuro, ya sea en Colombia o en el extranjero.

Afortunadamente, estos grandes campeones y aquellos que nos han visitado desde hace muchos años no han dudado en reconocer y elogiar el nivel de competencia en el país. Es en Colombia donde se han formado y han realizado su “bachillerato” las estrellas mundiales que hemos disfrutado, aunque también reconocen que, por múltiples y obvias razones, el nivel en el ciclismo World Tour, es decir, “la Universidad”, es superior.

Basta con recordar a quienes se han impuesto en las tres ediciones del Tour Colombia hasta 2019 o a quienes han dominado los últimos Campeonatos Nacionales de ruta en nuestro país: Egan Bernal, Nairo Quintana, Miguel Ángel López, Daniel Felipe Martínez y Esteban Chaves. Todos ellos, corredores colombianos que pertenecen al exclusivo club del World Tour.
Con esto concluyo, utilizando una frase de corte político: “Suficiente ilustración”. Y quiero reconocer a la FCC por llevar a cabo una vez más la carrera madre del ciclismo colombiano, y saludar a Miguel Ángel López con la ya conocida pancarta: “Bienvenido, campeón”.