CiclismoNoticias

Chris Froome no correrá más en esta temporada

“No volverá a competir este año, son al menos seis meses de recuperación para estar a un nivel competitivo”, comenta el doctor Gilbert Versier, cirujano ortopedista del Tour de Francia al conocer los detalles del accidente de Chris Froome . “Aunque se trata de deportistas excepcionales, me parece evidente que no competirá más este 2019, pero, si no hay infección ni pérdida de sustancia ósea, puede regresar al máximo nivel en 2020”, opina en las páginas de L’Équipe.

Froome fue intervenido quirúrgicamente en Saint Étienne la noche del miércoles, con fracturas en el fémur y codo derechos además de varias costillas rotas. Deberá permanecer ingresado al menos dos días, confirmó el mánager del Ineos, Dave Brailsford. También concretó los detalles de la grave caída de su corredor, durante el reconocimiento del recorrido de la contrarreloj del Dauphiné. “Era la parte final de un descenso, el viento soplaba con intensidad y él dejó el manillar unos instantes para sonarse la nariz. El viento desequilibró la rueda delantera de su bicicleta y chocó contra un muro, a una velocidad aproximada de 60 kilómetros por hora”.

La lesión de Froome es la más grave que ha tenido el ciclista de origen keniano. Unas heridas, además, muy dolorosas, explica el doctor Versier. “Una fractura de fémur es muy dura de soportar, provoca dolores tremendos y toda manipulación debe efectuarse con extrema precaución. Al ser abierta, explicaría porque estuvo tanto tiempo en la ambulancia, antes de ser evacuado al hospital. Había que limpiar cuidadosamente la herida, colocarle suero y posiblemente inyecciones en la zona del nervio crural. Hay que operar con presteza, en menos de seis horas. Debió ser un golpe tremendo”. Y añade el especialista en lesiones del aparato locomotor: “Una fractura abierta de fémur supone un enorme desplazamiento. ¿Recuerdan la lesión del gimnasta francés en los últimos Juegos Olímpicos? Era una fractura abierta de la tibia, pero la tibia se sitúa justo debajo de la piel, en cambio el fémur debe desgarrar además el músculo antes de salir. Atravesó su cuádriceps. Y además, todo esto sangra muchísimo. Froome perdió sin duda entre un litro y litro y medio de sangre”.

Chris Froome, de 34 años, tiene contrato con el Ineos hasta el final de 2020. En el próximo Tour partía con el objetivo de una quinta victoria que lo habría situado al nivel de Anquetil, Merckx, Hinault e Indurain. Y además lo habría situado como uno de los vencedores de más edad de todos los tiempos, sólo superado por el belga Firmin Lambot, que ganó el Tour a los 36 años (1922) y al mismo nivel de los tres vencedores con 34 años: Henri Pélissier (1923), Gino Bartali (1948) y Cadel Evans (2011).

Fuente: .lavanguardia.com