CiclismoNoticias

Conclusiones de la actuación de Nairo Quintana en el Dauphiné

Foto cortesía

Este domingo culminó el Criterium Dauphiné y la actuación del colombiano Nairo Quintana dejó mucho de qué hablar, según expertos estas podrías ser las razones del por qué terminaría en la novena posición y no tuvo buen nivel en la montaña.

1. Comienzo con esperanza. Los primeros días del Criterium Dauphiné se vio a un Nairo Quintana seguro, vivo, pendiente de los movimientos de sus rivales. La contrarreloj individual fue buena para él, no perdió el tiempo que se esperaba con los especialistas y quedó en la casilla 10 a 40 segundos del líder, Adam Yates.

2. Falló en su terreno. Cuando la competencia entró en su etapa final, Nairo no respondió. Llegó la alta montaña con la etapa del sábado pasado y no fue su día, cedió terreno. Atacó, pero no pudo irse, sus contrincantes lo midieron, lo controlaron y cuando apretaron el paso se quedó, no pudo, perdió la rueda y cedió 46 segundos en meta. Tres la fracción, el ciclista boyacense salió del ‘top 10’ y quedó a un minuto 24 segundos del líder, Jakob Fuglsang, perdiendo toda opción de luchar por el título.

3. Se prenden las alarmas. A tres semanas del arranque del Tour de Francia, Nairo no tuvo el ritmo de competencia que se esperaba a esta altura de la temporada. No aguantó el paso de Yates, Fuglsang, Thibaut Pinot, Romain Bardet, a quienes tendrá como rivales en el Tour y que, claramente, se ven mejor que él. Si bien el reto en Francia arranca el 6 de julio, sí es claro que no estuvo con los que luchará el título y con ellos perdió la rueda.

Puede leer: Conozca quiénes podrían ser el reemplazo de Nairo Quintana en el Movistar Team

4. Corto tiempo. Con lo hecho en el Criterium Dauphiné, pues sus preparadores y el mismo Nairo Quintana analizarán lo que pasó y ultimarán detalles para el Tour. Hay poco tiempo para hacerlo, pero en tres semanas se puede ajustar algo, aunque no sea mucho, pues la carrera está a la vuelta de la esquina.

5. ¿Intranquilidad? Ese noveno lugar en la general, el minuto 24 segundos que perdió con el campeón Fuglsang, rival en el Tour, y con los demás en la general preocupa, pues se esperaba que a esta altura del año el nivel de Quintana estuviera cerca de ellos. La meta en el Dauphiné no era ganar, era conocer su estado de forma y la conclusión es que no está a punto, que le falta, el Tour está muy cerca y hay que ajustar para llegar bien.

Ese noveno lugar y lo que perdió con los demás rivales en la general preocupan, así Bardet y Richie Porte quedaran cerca. Se esperaba que a estas alturas del año, el nivel de Quintana estuviera cerca del de ellos. La meta en el Dauphiné no era ganar, era conocer su estado de forma, y la conclusión es que no está a punto y si quiere luchar el título, debe afinar. Le quedan 19 días.

con información de: Eltiempo.com