CiclismoDEPORTESNoticias

“Mi carrera entra hoy en una nueva etapa, son ya demasiados fracasos”: Thibaut Pinot

Team Groupama-FDJ rider France's Thibaut Pinot (1st-L) rides during the 8th stage of the 107th edition of the Tour de France cycling race, 140 km between Cazeres-sur-Garonne and Loudenvielle, on September 5, 2020. (Photo by KENZO TRIBOUILLARD / AFP)

Thibaut Pinot, que llevaba sobre sus hombros el peso de las esperanzas francesas en el Tour de Francia 2020, sufrió este sábado un desfallecimiento que le priva de opciones de éxito y aseguró que tras firmar “otro fracaso” empieza a plantearse su futuro: “Mi carrera entra hoy en una nueva etapa, son ya demasiados fracasos”. El ciclista de Groupama cruzó la meta de Loudenvielle a casi 20 minutos de los favoritos.

Pinot ya se vio obligado a abandonar en las dos últimas ediciones del Tour cuando estaba en buena posición para subir por segunda vez en su carrera al podio de París, tras haberlo hecho en 2014.

El ciclista de 30 años afirmó que sufre dolores lumbares que le hacían imposible pedalear, por lo que se quedó descolgado del grupo de favoritos en la subida al puerto de Balès, primera ascensión de categoría especial de esta edición de la carrera. Pese a ir arropado por varios compañeros, llegó a la meta de forma penosa: “Es un día complicado. Quiero pedir disculpas a mis compañeros, a los que me apoyan. Siempre he dicho que el ciclismo es luchar, disfrutar y ganar carreras, pero ya son demasiados fracasos”, afirmó.

Pinot dijo que, por ahora, no tiene previsto retirarse de la carrera y animó a sus compañeros a que vayan a buscar victorias de etapa. Su director, Marc Madiot, confesó que Pinot arrastraba problemas físicos en los últimos días, pero que confiaban en que pudiera ir recuperándose, algo que no ha sucedido.”Lo hemos ido enmascarando durante unos días, pero cuando ha llegado lo difícil no hemos podido hacerlo”, aseguró.

El año pasado, cuando era quinto de la general y uno de los hombres más fuertes en la montaña, con un triunfo en el Tourmalet y un segundo puesto en Prat d’Albis, abandonó entre lágrimas camino de Tignes. El ciclista de los Vosgos llegaba al Tour con ambiciones de ganarlo, algo que ningún francés ha conseguido desde Bernard Hinault en 1985.

Ahora, los ojos del país se centran en Romain Bardet, que ocupa el cuarto puesto y que llegó a arañar algunos segundos a los favoritos en la primera etapa pirenaica.

El ciclista del AG2R, segundo en París en 2016 y tercero al año siguiente, no tenía previsto participar en el Tour esta temporada, en la que su prioridad iba a ser el Giro de Italia. Sin embargo, la pandemia de coronavirus modificó el calendario por completo y el francés, de 29 años, decidió finalmente participar en la ronda gala, en la que no falla desde 2013 y ha firmado cinco “top 10”.