CiclismoLas Noticias

El colombiano Egan Bernal sorprende con su recuperación y está listo para pedalear

Egan Bernal va en serio. El ciclista del Team Ineos quiere volver a la cúspide en el 2021 y así lo ha demostrado en la primera carrera que corre en el presente año, la Estrella de Bessege en Francia. Luego de la dura lesión de espalda por la que tuvo que pasar el año pasado, la decepción fue grande y ahora quiere darle vuelta a la página, para volver a soñar con una grande. Ganar el Giro de Italia le martilla la cabeza y para eso se está preparando, donde será el líder de su equipo, tal y como lo ha confirmado el jefe del Ineos, Dave Brailsford.

Con el inicio de la temporada ciclística de Bernal, mucho fue lo que se especuló sobre la manera como llegaría el colombiano a las carreteras. Pasó mucho tiempo sin competir y más en las salas de recuperación, por lo que en la Estrella de Bessege las miradas se enfocaron sobre él y, hasta el momento, el zipaquireño ha dejado a más de uno con la boca abierta con el nivel que ha mostrado en las tres primeras etapas.

No cabe duda que en las dos primeras etapas de la carrera, el colombiano fue tanteando al pelotón pero, principalmente, la manera como su cuerpo respondería a los largos trayectos. Bernal llegó con el lote principal en las dos etapas que pintaban más para embaladores que para un escalador como él y esto dio señales más que positivas. Sin embargo, llegada la tercera etapa y gran parte de la montaña de la Estrella de Bessege demostró que cada día que pasa se siente más cómodo sobre la bicicleta.

Ante la necesidad de ayudar a sus compañeros de equipo y buscar mucho más protagonismo en su debut en el 2021, Bernal se fue con la fuga y se mantuvo con ésta hasta los kilómetros finales, cuando Tim Wellens salió disparado en búsqueda de la victoria. No obstante, el colombiano siguió demostrando su recuperación en el momento en el que tuvo que apoyar a su compañero Michal Kwiatkowski, quien buscó también separarse de la fuga, pero que un error casi lo manda al abismo en la bajada y perdió algo de terreno.

Al final, Bernal cruzó la meta de la tercera etapa de la Estrella de Bessege en el puesto 15 con el lote de fugados. El colombiano aguantó el ritmo que marcaron y en ningún momento se vio colgado, otra señal que revela el buen nivel en el que se encuentra en el inicio del 2021.

Bernal quiere volver a brillar y en las tres primeras etapas de la Estrella de Bessege ha sorprendido con el nivel en el que se encuentra. El de Zipaquirá, si nada extraordinario pasa, será un rival duro de roer en las competencias de las que haga parte y, sin duda, pondrá a sudar a más de uno del pelotón. El Giro de Italia está a la vuelta de la esquina y sabe que tiene que ponerse a punto lo antes posible si lo que quiere es vestirse con la Maglia Rossa. Sin embargo, por ahora ha mostrado que va por buen camino y que, de seguir por este camino, será uno de los favoritos para llevarse el título. (Marca)