CiclismoLas CarrerasLas Noticias

Conozca la trágica saga ciclista de los Meunier

Vierzon no ha acogido nunca una salida o una meta del Tour, pero sí es la cuna de dos ciclistas que forman parte de su ilustre historia: Georges Meunier, ganador de dos etapas en 1951 y 1953, y el velocista Jean Graczyk, vencedor en cinco etapas y dos veces del maillot verde en 1958 y 1960.

Meunier es también la cabeza de una saga de ciclistas formada por sus dos hijos, Jean Claude y Alain, y su nieto, Nicolas. El abuelo fue quien recogió la mejor cosecha, con esos relevantes resultados en el Tour y con su dominio en ciclocrós, especialidad en la que fue doble campeón de Francia en 1957 y 1960; y plata y bronce en los Mundiales de 1956 y 1957. Al margen de la bici, George fue telegrafista en la oficina de Vierzon, donde también regentó el bar de La Croix-Blanche, y abrió el Hotel Olympia con su esposa Josette en Saint Doulchard, localidad en la que falleció en 2015 a los 90 años. Georges tuvo una dilatada vida, que pasó lejos del foco mediático por decisión propia, y sumido en la tristeza de haber visto morir a sus dos hijos a edades jóvenes.

Los dos hijos llegaron al ciclismo profesional. Jean Claude, olímpico en Múnich 1972 con el equipo de contrarreloj de Francia que acabó 18º, militó cuatro años en el Peugeot, de 1973 a 1976, donde llegó a coincidir con su hermano Alain, que lo fue en 1975 y 1976. A su salida, los dos se recalificaron en la categoría amateur y los dos ganaron la carrera de casa: la París-Vierzon. Ambos seguían corriendo mientras vivían de una tienda de bicicletas que habían abierto en Bourges. Y fue en una competición donde Alain Meunier encontró su final a los 27 años. El 14 de julio de 1970, Día Nacional de Francia, chocó contra una viga metálica al término de un esprint en Salbris, se seccionó dos arterias y no sobrevivió a las heridas en el hospital de Tours. Jean Claude falleció cinco años después, en 1985, a los 35.

Nicolas Meunier, hijo de Alain, tenía 18 meses cuando su padre murió, pero continuó la tradición familiar del ciclismo y llegó a ser dos años profesional, en 2002 y 2003, con el equipo BigMat. Este último curso se proclamó campeón de Francia de puntuación en pista. En 2004, con 25 años, decidió retirarse por motivos personales para centrarse en su familia.

(AS)