CiclismoLas CarrerasLas NoticiasNoticias

Tadej Pogacar es el campeón del Giro de Lombardía 2021

 El dos veces rey del Tour de Francia se coronó con la enésima exhibición. En un lugar mítico y místico para el ciclismo, el Giro de Lombardía. Un monumento más -tras la Lieja- para el ciclista de los ciclistas.

Pogacar debutaba en Lombardía. Sin las sensaciones del Tour de Francia en el que masacró al personal, y ante unos rivales en mejor forma y condición física. Aun así, decidió que en la carrera iba a ser juez. Y vaya que lo fue. Un ataque reventó todo, solo Fausto Masnada mediante un descenso espectacular pudo hacerle sombra, y en la preciosa zona de Bérgamo sentenció. Tuvo que esperar al esprint, pero su fuerza fue mayor.

Todo en una edición totalmente remozada del Giro de Lombardía. Atrás quedaban las duras ediciones que atravesaban Sormano y su suelo lleno de ‘tatuajes ciclistas’ o los más que decisivos Civiglio y San Fermo de la Battaglia. Nuevo recorrido y nuevas opciones, con una carrera lanzada desde el inicio por el interés de formar una fuga.

Fue en un lugar mítico donde se formó la fuga del día. Las rampas de la Madonna del Ghisallo, la patrona de los ciclistas nombrada así por el Papa Pío XII, provocaron que Wellens, Campenarts, Bais, Garosio, Bakelants, Novak, Champion, Hamilton, Orrico y Ghebreigzabhier fueran los valientes de la carrera. Consiguieron una diferencia que superó los seis minutos, lo que hizo despertar al pelotón.

Lombardía se decide

En esos kilómetros de principio de persecución iban a ocurrir cosas importantes. Por un lado, Mikel Landa se quedaba a más de 130 kilómetros del final. Un desastre para el vasco, que sigue con su año horrendo. Por otro, Benoit Cosnefroy se caía en un descenso y mostraba aparente dolor.

El nuevo recorrido de Lombardía también provocó que la fuga sumase ventaja y que la carrera estuviese bloqueada durante muchos kilómetros. Así, se rompía la tendencia alucinante del Mundial de Flandes o París-Roubaix, donde la carrera venía rota desde los primeros kilómetros. Con lo cual, nuevos abanicos tácticos.

A partir de la ascensión a Dossena comenzaba la fiesta real. Algunos corredores como George Bennett, subcampeón en 2020 tras Jakob Fuglsang, lo probaban, pero Deceuninck-Quick Step y Jumbo-Visma no permitían fiestas. En Zamba Alta se movían actores secundarios, de la talla de Hirschi o Jonas Vingegaard, pero el gran grupo tenía otros planes.

Pogacar, juez de Lombardía

El Passo di Ganda fue el lugar. El primer naufragio correspondió a Remco Evenepoel. El belga, que venía volando en todas las citas previas, se quedaba tras un ataque de Vincenzo Nibali. El ‘Tiburón del Estrecho‘ fue el detonante para que la fiesta de Tadej Pogacar arrancase. Tras neutralizar al de Trek, el esloveno atacó. Y nadie pudo con él. Ante Masnada que intentó colaborar para Alaphilippe, Yates y su ritmo, o Roglic muy tapado y justo. Pero no podían con el de UAE, que solo aumentaba ventaja y soñaba con otro Monumento.

El sueño de Pogacar tuvo un invitado. Fausto Masnada, pues el ciclista del Deceuninck-Quick Step vivió en casa uno de sus mejores días sobre la bicicleta. El italiano, acostumbrado a ser foco de críticas por un trabajo poco sacrificado para sus compañeros (como Joao Almeida en el Giro 2020) descendió Passo di Ganda como un mago. Cazó a Pogacar y llegó a su ciudad, Bérgamo, con las opciones intactas.

El empedrado de la ‘ciudad alta’ de Bérgamo no cambió las cosas. Solo aumentaba diferencias con los perseguidores que no se entendían. Mil movimientos de Roglic, Yates o Gaudu, pero nada de tocar a la puerta del dúo cabecero. Tras la tensión del último repecho llegó el esprint final. Ahí solo hubo un color: Pogacar lanzó su esprint y se coronó. Por detrás, Yates venció el esprint del grupo a Roglic. Ambos muy deslucidos. Quinto el eterno Alejandro Valverde, presente toda la jornada pero sin chispa.

Il Lombardía es el segundo monumento de 2021 para Pogacar. 23 años tiene el también campeón de dos Tour de Francia y de la forma que los ganó. El mejor de todos, aunque tenga sombra en determinadas carreras. El futuro es suyo. Bueno, no… Porque ya es presente. Tadej Pogacar en las ‘hojas muertas’.
CLASIFICACIÓN GENERAL 
Marca