CiclismoDEPORTESNoticias

Patrick Bevin se llevó la tercera etapa del Tour de Romandía

El neozelandés Patrick Bevin (Israel Premier Tech) se mostró poderoso al esprint y se impuso en la tercera etapa del Tour de Romandía disputada con la salida y meta en Valbroye con un recorrido de 165,1 km, en la que mantuvo el liderato en la víspera de la etapa reina de montaña el australiano Rohan Dennis (Jumbo Visma).

En una llegada anárquica, en la que ningún equipo impuso la ley a la hora de colocar a su esprinter, Bevin (Taupo, 31 años) llegó bien colocado a la última curva y aceleró ante la inmediatez de la línea de meta para alzar los brazos con un tiempo de 3h.53.27, a una media de 42,4 km/hora.

El neozelandés, reciente ganador de la Vuelta a Turquía, se anotó la victoria ganando el pulso por velocidad al británico Ethan Hayter (Ineos) y al líder, el australiano Rohan Dennis, quien se volvió a enfundar la camiseta celeste de líder.

Dennis llega al mando de la carrera a la etapa decisiva de este sábado, donde habrá cambio de líder. El ciclista del Jumbo aventaja en 14 segundos a Bevin y en 18 al austríaco Felix Grobschaitner (Bora). Juan Ayuso (UAE Emirates) aparece sexto a 22 segundos. Con previsión de mal tiempo, la general queda muy abierta.

Fue una jornada ‘rompepiernas’ de subidas y bajadas constantes con 5 cotas puntuables y otras tantas sin puntuar para la montaña. Se saltaron la disciplina inicial tres corredores: el campeón de Francia Remi Cavagna (Quick Step), su compatriota Nans Peters (Ag2r Citrôen), un ganador de etapa en Giro y Tour y el debutante lituano Neilands. El mejor clasificado Cavagna a 1.47 de Rohan Dennis.

El pelotón, siempre dirigido por el Jumbo de Dennis, se encargó que que la fuga no prosperase, y fue al final cuando cambió el signo de la jornada. A 19 de meta, en la subida a la penúltima cota, la de Dompierre (3,6 km al 5 por ciento), los tres fugitivos pasaron a formar parte del pelotón, donde volvió a aparecer, como en la jornada anterior, el bloque del Ineos poniendo en fila al personal.

Solo faltaba la subida a Sedeilles (4m4 km al 4,5), con la cima a 10 de meta. Última opción para los escaladores interesados en romper la carrera y evitar el esprint. Lo intentó el español Carlos Verona (Movistar), pero el madrileño no pudo abrir camino. Cerca de la cima saltó el suizo Hirschi, pero el ciclista del UAE tampoco se pudo marchar porque se le echaron encima Hayter y Dennis, entre otro.

El último en saltar fue el estonio Rein Taaramae, con la misma suerte que los anteriores. Habría esprint entre el primer bloque del pelotón, con todos los favoritos incluidos. Bevin se puso al frente, marcando a Hayter, y arriesgó lejos de la línea para sorprender a sus rivales.

Este viernes llega la cuarta etapa, jornada reina de montaña entre Aigle, localidad sede de la UCI, y Zinal (Val d’Anniviers), con un recorrido de 180.1 km que incluye 6 puertos, 5 de primera y 1 de segunda. El acceso a meta después de una subida del 3,9 al 5,2 por ciento.

Fuente: Antena 2