CiclismoDEPORTESNoticias

Giulio Ciccone toca el Paraíso llevándose la etapa 15 del Giro de Italia

El pueblo minero de Cogne es la puerta del acceso al Gran Paradiso. El mayor parque natural de Italia, entre el Valle de Aosta y el Piamonte, desde este domingo un paraíso para algunos e un infierno para muchos. Un final inédito del Giro en el que la figura de Giulio Ciccone se hizo gigante.

La historia comienza con un revolcón. La salida del neutralizada no esquiva los nervios y la búsqueda de la posición provocó una pequeña montonera que acabó con la maglia rosa y Yates en la hierba. No hubo consecuencias para un Caparaz que fue el primero en recibir asistencia y en buscar de nuevo su puesto en el pelotón. Libraron el tumulto todos los Bahrein. Parecía un buen presagio.

Todos los equipos colocaron sus peones y algún alfil en la poblada fuga del día. Sorprendió el UAE Team que jugándose el Giro con Almeida colocaron a Formolo y Rui Costa en la escapada. Teniendo en cuenta los tramos descendentes del tendido puerto de Cogne y cómo está bajando su jefe del filas no estuvo mal tirada.

En la subida a Verrogne (14 km al 7’1%) se marchó Van der Poel con Bouwman y Tusveld. El neerlandés intentó revelarse contra el San Benito de mal escalador en otro movimiento de cara a la galería. Desde que soltó el rosa, todo son decisiones equivocadas las del neerlandés al que se le está atragantando este Giro que se asoma a la semana del dolor.

El momento Van der Poel duró has que quiso Ciccone que un gran Pedrero y Buitrago coronaron Verrogne. Por detrás, rodaba el grupo de favoritos con el Ineos comenzando con la selección.

El italiano atacó a falta de 17 kilómetros para quedarse solo en cabeza. Buscaba el triunfo después de haber recibido varias críticas en su país. Ni Buitrago ni Carthy pudieron seguir su rueda. Giulio logró su segunda victoria de etapa en el Giro de Italia, la primera desde 2016. Ese año, en su primera participación en la ronda italiana, se impuso en la 10ª etapa con final en Sestola. Este domingo volvió a sonreír.

Descanso antes de la batalla

Y el martes, tras la jornada de descanso del lunes, vuelta Aprica. Ahí dónde el landismo se confirmó. Ya saben: la lucha sigue.

Fuente: MARCA