CiclismoNoticias

Las restricciones para poder celebrar el Tour de Francia

El gobierno de Francia confirmó que permitirá los entrenamientos de ciclismo desde el 11 de mayo de 2020, aunque advirtó que habrá agudas restricciones para las carreras, incluido el inicio del Tour.

El primer ministro Edouard Philippe explicó que solo podrá haber una afluencia igual o menor a 5 mil  personas para los eventos celebrados antes de septiembre.

Por esta decisión, la carrera preparatoria del Tour, que se realizará en agosto, se vería afectada, pero también el propio Tour, que arranca el 29 de ese mismo mes, también tendrá parte del peso, al menos al arrancar en Niza.

Pero con la celebración de la Paríz-Niza, en febrero, ya se había adoptado medidas como la restricción de espectadores.

La continuación de la prueba dio lugar después a una especie de competición a puerta cerrada, es decir sin espectadores en las zonas de salida y llegada de las etapas.

Las tres primeras jornadas del Tour de Francia de 2020, las dos primeras etapas con salida y llegada en Niza y después la que tiene meta en Sisteron, entran en el marco temporal definido por Edouard Philippe ante la Asamblea Nacional.

Para los ciclistas, confinados como otros deportistas desde el 17 de marzo, el anuncio del primer ministro abre la vía a la reanudación del entrenamiento individual en ruta.

La Federación Francesa de Ciclismo (FFC) se pronunció el sábado pasado por esta opción y había estimado “impensable” que las restricciones de práctica individual de este deporte pudieran ir más allá del 11 de mayo.