CiclismnoDEPORTESNoticias

Arnaud Démare se lleva la etapa 13 del Giro de Italia 2022

Con la llegada de la alta montaña a la vuelta de la esquina, una etapa como la de este viernes se agradece entre los velocistas y gregarios que han sufrido escalando en estas dos semanas de competencia en el Giro de Italia.

La decimotercera fracción comprendía en su recorrido un total de 150 kilómetros entre San Remo y Cuneo. Aunque desde la organización era señalada como etapa llana, en la primera mitad tenía un ascenso de tercera categoría al Colle di Nava, único obstáculo entre el pelotón y un final al esprint que esperaban concretar corredores como Arnaud Démare (Groupama-FDJ), Mark Cavendish (Quickstep) y Fernando Gaviria (UAE Team Emirates).

“Poco de nervios por la subida que tenemos en medio de la etapa, intentaremos pasarla lo mejor posible y ahí tratar de llegar en el esprint”, evaluó Gaviria en zona mixta antes de tomar la partida en una de las dos jornadas llanas que le quedaban en el calendario para lograr la hasta ahora esquiva victoria en la presente edición del Giro.

El ‘pistoletazo’ inicial en San Remo fue el detonante de una serie de ataques en el pelotón que acabaron consolidando el grupo de fuga conformado por Nicolas Prodhomme (AG2R Citroën), Julius Van den Berg (EF Education-EasyPost), Mirco Maestri (Eolo-Kometa) y Pascal Eenkhoorn (Jumbo-Visma), únicos cuatro sobrevivientes de la escapada que alcanzó a sacarle hasta cinco minutos al lote principal.

Coronado el puerto de tercera inició la dramática persecusión de los equipos interesados en la victoria de etapa, mientras los favoritos en la general decidieron guardar fuerzas en procura de las próximas batallas en la montaña que se esperan para este fin de semana llegando a Turín y Cogne.

Al pasar la barrera de los últimos 20 kilómetros, la diferencia respecto a los escapados era todavía de 2 minutos, situación que obligó a apretar el acelerador y trabajar en conjunto con el objetivo de llegarles a rueda. Llegaron los últimos 10 con solo 1′20′’ de distancia y faltando 4 kilómetros se mantenían luchando con solo 30 segundos.

La cacería se hizo efectiva a 800 metros de la meta gracias al Groupama-FDJ que quería ganar nuevamente en este Giro. Arnaud Démare estuvo todo el tiempo delante Fernando Gaviria y eso le permitió pasar primero en la llegada para conseguir su tercera victoria de etapa en esta edición de la corsa rosa, sentenciando además virtualmente su título de la maglia ciclamino.

Fuente: Semana